jueves, 4 de septiembre de 2014

Blanco y Negro

Antes, se decía que la tierra sudcaliforniana era generosa pero el cielo tacaño.

Se referían a que llovía poco y que el cielo le regateaba el agua que necesitaba.

De pronto, el cielo se torna generoso y nos llueve hasta de más.

Así que ahora soportamos la generosidad del cielo y nos preocupamos por sus estragos.

Eso demuestra que cuando Dios da, da a manos llenas. Por eso se dice que hay que tener cuidado con lo que se desea.

Todo indica que Carlos Mendoza cabalga en caballo de haciendo hacia la candidatura a gobernador.

El mal tiempo parece haber quedado atrás y que ya tiene la bendición de Gustavo Madero para buscar la gubernatura.

En el terreno del PRI, hay candidatos, cándidos y candidotes.


Los que tiene posibilidades, los que sueñan y los que nunca llegarán.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada