jueves, 13 de enero de 2011

Blanco y Negro

Marcos Covarrubias no asistió al debate de la Coparmex porque ya no quiere más canas, más corajes, ni más bilis.

Qué curioso dice un diario local que el día que Martín Inzunza declinó a favor de Barroso, se estaba filmando aquí escenas de Plaza Sésamo.

De inmediato, la gente se imaginó a Inzunza como al emplumado Abelardo, cobijando con sus alas al polluelo Barroso.

Total, todo quedó entre aves, mientras un humilde pajarito negro, era desplumado en el debate (Luis Armando).

Esthela Ponce le aplicó el uno-dos del boxeo a Héctor Ibarra, lo derribó y le contaron los diez segundos. Todavía no se repone.

Alégrese. Ya falta poco. 78 días más y habrá terminado el Narizato. Se acabarán las mentiras, los cuentos de hadas, y volverá la realidad.

Para que vean que no hay mal que dure 100 años, ni pueblo que los aguante. Al fin, saldremos de ese máis podrido.

En Los Cabos, Leonel pidió debate y todos los demás contendientes, le dieron abate, con el que se fumiga para evitar el dengue.

Dice Barroso que la LAD y Marcos están, como la canción de Timbiriche: “…tu y yo somos uno mismo…”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada