lunes, 2 de junio de 2014

Blanco y Negro

Ah la prensa. La prensa es un mosaico de personalidades. Unos buenos, otros no tanto.

En la prensa militan buenos periodistas, verdaderos profesionales de la noticia y uno que otro advenedizo.

En el caso concreto de La Paz hay quienes, con una gran trayectoria profesional, sirven a la sociedad.

Y como en el resto del mundo y de México hay quienes lucran con la profesión.

Los verdaderos periodistas respetan profundamente la vida privada de las personas, sean políticos o no.

Los falsos periodistas siempre se meten en la vida privada y sacan provecho de ello.

Por eso, los políticos les temen y respetan más a ese tipo de periodistas que a los auténticos.

Con la vocación se nace, se desarrolla y se encauza con el tiempo.


Ser periodista es un privilegio. Ser un buen periodista es un honor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada