domingo, 9 de marzo de 2014

Blanco y Negro

Me dijo alguien: prefiero que un amigo me diga que soy un hijo de la tostada, a que un hijo de la tostada me diga amiga.

Cuando lo del policía, Rosa Delia comentó que Esthela Ponce debía renunciar.

Cuando Rosa Delia terminó como alcaldesa, la gente opinó que debía ir a la cárcel.

Simple que es la gente: ya porque nunca pudo explicar lo de los 600 millones de pesos que nunca aparecieron.

La vida cambia. Cuando mis amigos y yo éramos jóvenes, el tema era las mujeres y su conquista.

Ahora el tema es las caídas, las recaídas y las pastillas para la presión.

Cosas de la vida. Ya estoy mucho mejor pero no me explico para qué me levanto a las 7:30 de la mañana para dormir todo el día.

La pelea entre Canelo Álvarez y el Perro Angulo, más bien pareció una pelea entre el gato y el ratón. Un fraude.



Lo leímos en la Internet: “la mujer es el único mamífero que tropieza dos veces con la misma piedra y logra hacer sentir culpable a la piedra”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada