martes, 16 de diciembre de 2014

Blanco y Negro

Continuamos con el aviso de ayer sobre la propuesta navideña.

Sé primeros auxilios, prendo fogatas, hago mandados y traigo los cambios completos. Sé hacer caldito de pollo o de maruchan para curar la cruda y no dejo caer el ánimo ni los dejo dormir.

Se prender pólvora, palomitas, cuetes, luces de bengala y todo lo relacionado y no me quemo. Conozco mariachis, tríos y grupos norteños baratos.

Manejo y estaciono carros, recojo su tiradero, acuesto borrachos y veo partidos. No me vayan a dejar fuera de estas navidades y fin de año. Saludos.

La compañía perfecta. Este amigo es una chulera de bonitura.

Ahora les contaré cómo obtuve el apodo del “secretario más valiente”. Trabajaba yo en la agencia del ministerio público federal en Los Mochis.

Una vez detuvieron a un amigo que se llamaba Juan, con un camión cargado de marihuana y se negaba a confesar.

Todos lo presionaban para que dijera quién era el dueño del camión. Y yo me ofrecí como voluntario para hacerlo confesar.


Pero por más lucha que le hice, don Juan se resistía. Desesperado, el agente de la policía federal, sacó su arma y se la puso en la sien al detenido. Caí para atrás desmayado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada