miércoles, 9 de julio de 2014

Blanco y Negro

Por si faltara algo en materia electoral, ayer se discutía la posibilidad de aprobar tres nuevos partidos.

Serían Morena, Frente Humanista y Encuentro Social, que en pesos y centavos significa mayor gasto.

Como ya se ha dicho, un partido político significa, aparte de dinero, privilegios y prebendas.

En el caso de Morena, como ya todo mundo sabemos, navega con la bandera de los pobres, pero el Peje es el menos pobre de los pobres.

Hay que recordar que un periodista descubrió que el hijo de Andrés Manuel, usaba zapatos tenis de 10 mil pesos.

Sin entrar en detalles, los partidos políticos se llevan una buena parte el presupuesto de egresos, sin que reporten beneficio alguno.

Hubo una vez, en el DF, un partido que se llamó Alianza Social o algo así. Y su dueño y su familia tenían una flota de carros Mercedes Benz.

Es decir, de social no tenía nada pero los dueños eran riquísimos.


Los partidos políticos en México son cada vez menos necesarios. Al contrario, se han convertido en un estorbo para el desarrollo social del país.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada