martes, 1 de abril de 2014

Blanco y Negro

En fecha reciente, un secuestrador fue sentenciado a 270 años de cárcel. Ni que fuera gato.

Y el muy cínico preguntó si su condena la cumpliría en la mañana o en la tarde.

Sin que le preguntara nadie, Leonel dijo que sigue en la política porque eso estudió en la UNAM.

Yo recuerdo haber visto en su casa un título a su nombre pero de Licenciado en Administración.

Seguramente el título era tan falso como su poseedor.

A propósito de reconocimientos, nomás falta que la Universidad de Yale le haga uno a Narciso Agúndez.

O que alguna universidad de China le haga un reconocimiento a Yuan Yee, ex alcalde de Loreto.

Ayer debutó en la televisión oficial un muñeco grandote, grandote, que participa en la apertura de nuevas calles.

No faltó quien dijera que el monote sustituye a Salvador Salgado, mi amigo, jefe de prensa del gobernador.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada