lunes, 31 de marzo de 2014

Blanco y Negro

Hace algún tiempo un periodista publicó que el nombre de Leonel Cota Montaño no aparecía en la lista de egresados de la UNAM.

Se armó un alboroto en aquellos tiempos y Leonel nunca pudo comprobar que era egresado de la Máxima Casa de Estudios del país.

Pero ¡oh, sorpresa! La asociación de egresados dela UNAM le entregó un reconocimiento un reconocimiento por su “contribución en beneficio de la sociedad".

Usted como yo me quedé perplejo al saber la noticia. ¿En beneficio de la sociedad? Eso es nuevo.

Hasta donde yo sé, el gobierno de Leonel no benefició a nadie. Bueno, no hay que exagerar.

Benefició a los criadores de gallos de pelea, a los constructores de tastes y a los promotores de carreras de caballos.

Otra cosa que se le agradece es haber “limpiado” la casa del Caimancito de toda obra pictórica, muebles antiguos y otras cosas que poseía la Cada de Gobierno.

Bueno, habrá que esperar reconocimientos similares de egresados de Harvard y de Stanford, así como de otros países.


Ese “reconocimiento” debía ser, en justicia, un “desconocimiento”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada