jueves, 12 de junio de 2014

Blanco y Negro

 Ya me imagino el bullying que le harán los mexicanos a su Selección Nacional de fútbol, si pierde con Camerún.


En política también hay bullying, que algunas veces se convierte en “pamba con pica-hielo”.

En las escuelas de Baja California Sur no hay bullying: hay carrilla. A veces es peor.

Es bullying siempre ha existido, pero no con tanta violencia como en estos tiempos.

Es urgente que se emprendan políticas públicas para frenarlo, antes de que alcance otros niveles de violencia.

En ese sentido, La Paz y Baja California Sur, tienen la posibilidad de ser pioneros.

Aquí, todavía hay respeto, hay convivencia, hay fraternidad. En pocas palabras, todavía hay aguante de la palomilla.

Pronto en Baja California Sur, el bullying político se intensificará, con la llegada de las campañas.


Estamos a unos días de que empiece la batalla campal. Abusados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada