lunes, 5 de mayo de 2014

Blanco y Negro

“Les recuerdo, esposo e hijos, que no salgo a la calle cargando una olla en mi brazo derecho.

“No me perfumo con una plancha eléctrica. No me visto con una lavadora y no calzo pantuflas”. Atentamente: Mamá.

Luis Armando está en la cárcel. No, no se alegre. No es el Luis Armando que ustedes piensan.

Se trata del ex gobernador de Aguascalientes, Reynoso Femat, acusado de peculado por más o menos 30 millones de pesos.

Y es que el Rey cometió el Oso de robarse unas cosillas, cuando fue gobernador.

Es lo que les digo, pues. Casi todos los ex mandatarios, ahora van al fresco-bote.

Ya ven el caso de Yuan Yee, en Loreto, que también tuvo la imprudencia de llevarse unos centavitos para su jubilación.

Ya me convencí de que ser abuelo es tener la disposición de un santo, la paciencia de Job y la energía de Hulk.


Carlitos, mi querido nieto, me ha puesto varias veces en ese predicamento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada