martes, 30 de agosto de 2011

Política en su Tinta


Estrategia

El PAN al parecer no ha cambiado su estrategia política-electoral desde los inicios del gobierno de Felipe Calderón desde el año 2006. ¿Cuál es esa estrategia? Pues echarle la culpa al PRI de todos los males que han pasado, que pasan y que están por pasar en este país. Es una fijación mental que cualquier medico-psiquiatra firmaría en un diagnostico como una enfermedad de la conducta humana y que necesita atención inmediata y bajo fármacos especiales. Cargarle la culpa a otros de las debilidades de uno mismo. Eso es exactamente los que hacen los panistas hoy en día. Sin embargo, desde los inicios del año de 2009 intentan aplicar esa estrategia. Recordar al "pendenciero" Germán Martínez es una "joya" que se volvió "pirata" con los resultados de la elección de julio de ese mismo año. El priísmo tuvo y tiene la mayoría simple en la Cámara de los diputados federales. La estrategia falló y el "tiro" de gracia para el PRI se convirtió en una respiración de boca a boca y el supuesto "cadáver" político está gozando de cabal salud y bienestar. Como en toda sociedad democrática, la ciudadanía fue, y seguirá siendo, la gran electora de los destinos propios. El PAN al parecer no aprendió esa gran elección electoral. Continúa con el mismo mecanismo de echarle los cargos y la culpa al priismo de todo lo que sucede en México y con rumbo a la elección presidencial del primer domingo de julio del año que entra. ¿Esta vez si tendrá éxito rotundo? Por lo que dicen los números de las encuestas serias parece que tendrán, nuevamente, un fracaso rotundo. ¿Qué tiene y qué debe de hacer el PAN? Bajo nuestra perspectiva muy particular, cambiar su estrategia política porque la ciudadanía ya no se "traga" ese argumento. Eso de echarle la culpa de todos los males actuales a los que se fueron y que ellos son una "blanca" paloma, ya no penetra, ni penetrará ante los ojos y la mente de la gente.  Necesitan echar por la borda y liquidar, de acuerdo al contrato de servicios, a sus asesores españoles y contratar a asesores "chinampos" que conozcan la forma y la idiosincrasia de los nuestros: los mexicanos. Por otra parte, los precandidatos del PAN no satisfacen al pueblo mexicano. Ernesto Cordero, el más viable candidato, no ha sabido diferenciar su papel como responsable de las finanzas y el de precandidato. Un día dice que la situación económica del país es seria y al día siguiente pronuncia frases tan simples como “chango viejo no aprende maromas nuevas”, en una franca referencia al PRI.  Apenas hace unas horas Alonso Lujambio, titular de la SEP, renunció a su pretensión de ser candidato presidencial del PAN. Curiosamente está mejor posicionado que Cordero ante los probables electores. Le quedan dos precandidatos. Por un lado, Josefina Vázquez Mota, que parece tener el mismo defecto de Vicente Fox: no sabe permanecer callada. Y Santiago Creel, que es el que más simpatías tiene entre el panismo pero que no es ni siquiera amigo del presidente Calderón.

Actividad de Barroso

El martes, Ricardo Barroso Agramont, delegado general del PRI en Baja California Sur, viajó a la ciudad de México para reunirse con Miguel Ángel Osorio Chong, nuevo Secretario de Acción Política del Comité Ejecutivo Nacional, quien después de su nombramiento  convocó a todos los delegados del país para delinear estrategias en los estados de la república, tanto de fortalecimiento de estructuras hacia el 2012, como también para hacer frente a los embates sistemáticos del gobierno federal y su partido en contra del tricolor y su presidente nacional, el profesor Humberto Moreira, al que posteriormente Ricardo Barroso acompañó  a la toma de protesta del nuevo Consejo Directivo de la Sociedad Mexicana de Ingenieros. Este miércoles, de regreso a La Paz, asistirá a la presentación de la agenda legislativa de la fracción parlamentaria del PRI. En este último evento, Axxel Sotelo entregará la coordinación de su bancada al diputado Juan Alberto Valdivia, como ya hemos reseñado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada