jueves, 16 de octubre de 2014

Premio a la Dra. Alba Eritrea Gámez Vázquez

Hoy la mujer sudcaliforniana es diferente a la mujer de hace dos décadas, “hoy en día los espacios que tenemos las mujeres con respecto a 1994 son mayores. Nuestros derechos se han fortalecido y en la lucha colectiva hemos ido ganando espacios que nos permiten afirmar en esta Sesión Solemne que la mujer de Baja California Sur ha avanzado sensiblemente y seguramente seguirá haciéndolo en los años por venir en el fortalecimiento de sus derechos”, aseguró la Presidenta de la Comisión de Igualdad de Género del Congreso del Estado, Edith Aguilar Villavicencio al hablar en la Sesión Solemne en la que se entregó la Medalla “María Dionisia Villarino Espinoza” a la Doctora Alba Eritrea Gámez Vázquez.
Ante las representantes de los poderes Ejecutivo, Zulema Cota Gabilondo, Directora General del Instituto Sudcaliforniano de las Mujeres, y de la Magistrada, Martha Ramírez Ramírez, representante del Poder  Judicial de la entidad, y representativos de diversos niveles de gobierno, partidos políticos y autoridades universitarias, la Diputada Aguilar Villavicencio recalcó que al conmemorarse el 61 aniversario del voto femenino en México, es mucho lo que han avanzado las mujeres en este tema, llegando hace un año a la igualdad en candidaturas a puestos de elección popular.
Aguilar Villavicencio recordó que en junio de 1994  en Belem Do Para  los países  miembros de la Organización de Estados Americanos  firmaron el pacto para erradicar cualquier  tipo de violencia hacia la mujer,  “un flagelo que azotaba a las mujeres de hace veinte años, y que por desgracia hoy persiste con diversos matices”, puntualizó la legisladora, quien señaló que hoy las constituciones General de la República y del estado de Baja California Sur  disponen una amplia protección de los derechos de las mujeres, “para lograr que todos habitantes del estado, hombres y mujeres, tengan las mismas oportunidades”.
La Diputada Edith Aguilar reconoció la trayectoria académica de Alba Eritrea Gámez Vázquez quien después de estudiar en prestigiadas universidades europeas de España e Inglaterra “decide reintegrarse a Baja California Sur en donde están sus raíces, sus padres, su familia y sus amigos. Esta actitud nos habla de la generosidad que adquirió en el núcleo familiar. Ella regresa a su estado y sus conocimientos los aporta enseñando en las aulas dela Universidad Autónoma de Baja California Sur”.
Al hacer uso de la palabra, la Doctora Gámez Vázquez  manifestó que la Medalla “Dionisia Villarino” más que premiar a una trayectoria personal,  al recibirla una servidora, “se distingue a mis colegas profesoras que trabajan con entusiasmo en una de las tareas más nobles, como es el formar y educar a las nuevas generaciones de sudcalifornianos”.
Indicó que en la actualidad las mujeres soportan una carga desproporcionada de pobreza, hambre, analfabetismo  y falta de acceso a los servicios esenciales, incluyendo la vivienda, el agua y el saneamiento, la salud, la energía y la paz”.  Alba Eritrea Gámez Vázquez sostuvo que la contribución que permanentemente hacen las mujeres al crecimiento social  y económico en todos los países es de la mayor importancia, pero advirtió que la mayor parte de las mujeres tiene empleos vulnerables y las brechas de género en la remuneración son todavía grandes”.

Sostuvo que en esta época las mujeres son la parte más vulnerada por la violencia social en términos proporcionales en relación a los varones, “tendencia que lamentablemente ha crecido en nuestro país”. Dio cifras mundiales de la situación de la mujer, dijo que en todas las regiones del mundo, las mujeres reciben una paga inferior a la de los hombres”, agregando en el caso de los puestos e alta dirección en el sector privado en el mundo, las mujeres participan solamente en el 24 por ciento de estas responsabilidades.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada