miércoles, 8 de octubre de 2014

Blanco y Negro

Dice Karina, mi secretaria, que hay tres tipos de huracanes… los políticos, los meteorológicos y los del Norte.

Estos últimos, por cierto, tocan y cantan bien bonito.

Cuando yo era niño –ajá- existía un luchador llamado Huracán Ramírez. Si todavía vive, será, si acaso, una tormenta tropical.

Llegar a viejo, tiene sus ventajas. No lo pueden acusar a uno de acoso sexual. Si acaso, de ocaso sexual.

Por cierto que ser sexagenario no significa ser ajeno al sexo. Al menos, con la mente.

El alcalde de Los Cabos, Antonio Agúndez, puede ser comparado con el personaje de televisión, El Fantasma.

Nadie lo vio cerca del presidente Peña Nieto durante sus visitas a Los Cabos.

También le pusieron Gasparin, el fantasma amistoso.


Este día, en la sesión del Grupo Reflexión, estará como invitado el senador priísta Ricardo Barroso Agramont. Bienvenido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada