martes, 7 de octubre de 2014

Blanco y Negro

Los huracanes políticos causan más daño que los meteoros naturales.


Como ya sabemos, Leonel dividió a las familias sudcalifornianas y algunas todavía no se reconcilian.

La “elección” de Narciso trajo otras tragedias para los sudcalifornianos.

El huracán mayor fue cuando Leonel y Narciso quisieron prolongar el gobierno perredista y “propusieron” a Luis Armando Díaz.

Afortunadamente la intención no cuajó y la gente se decidió por Marcos Covarrubias.

Ayer se inició, oficialmente, la formación del siguiente huracán político, que concluirá el primer domingo de junio del 2015.

En ese vendaval estarán inmersos Esthela Ponce, Ricardo Barroso e Isaías González Cuevas, al interior del PRI.

Se espera un encontronazo entre las fuerzas del tricolor que ojalá no suceda.


Al interior del PAN se formará otra tormenta tropical con Carlos Mendoza, candidato oficial y los panistas libres que quieren otro candidato.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada