miércoles, 15 de octubre de 2014

Blanco y Negro

Dos temas sacuden a México y ponen en riesgo las reformas estructurales recientemente aprobadas.

La inseguridad, por un lado y la impunidad por el otro.

Urge que el gobierno federal tome medidas urgentes para frenas la ola de violencia que vuelve a azotar al país y meter a la cárcel a quienes delinquen.

No solamente deben castigarse a quienes cometen crímenes, asesinatos u homicidios. Deben pagar sus culpas quienes defraudan, abusan y roban.

Una información del INEGI revela que en el 2013 hubo una gran cantidad de muertes violentas y las autoridades nunca detienen a los responsables.

La impunidad viene no de los últimos gobiernos, sino desde los primeros gobiernos.

En México es un deporte cometer delitos de todo tipo y nunca pagar por ello. Esta situación ya tiene harto al pueblo de México.

Para sonreír un poco, ayer, el Secretario de Salud de Baja California Sur tuvo una pifia grave al saludar a Ricardo Barroso.


Dijo: “saludo con especial afecto a mi amigo el senador Car… Ricardo Barroso”. Lo confundió con Carlos Mendoza Davis.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada