jueves, 11 de septiembre de 2014

Blanco y Negro

La presencia de los huracanes que rondan a Baja California Sur se quedan chiquitos con la tormenta que se vive en el panismo nacional.


Si a México le ha llovido sobre mojado, a Gustavo Madero la cayó una tormenta tropical con la carta de Coppola.

Don Luis le dice la pura neta a don Gustavo. No hay razones para cantar victoria en el 2015.

Para variar, el panismo en Sudcalifornia está tan dividido como a nivel nacional.

El único panismo que no está dividido es el panismo oficial, que don Luis califica que “panismo-perredismo”.

Y a otra cosa, mariposa. Andan diciendo que SAPA tira más agua que los propios ciclones.

Y es que nadie ha podido corregir las fallas es las líneas de distribución. El día que se resuelva eso, será otra cosa.

Nadie me puede acusar de que no quiera a mi nieto. Lo digo y lo sostengo: es la razón de mi vida.


Y hasta aquí le paro para no seguir llorando.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada