miércoles, 10 de septiembre de 2014

Blanco y Negro

Querido nieto Carlos Andrés: hoy cumples cuatro hermosos años. Muchas felicidades, mi amor.

Este último año ha sido maravilloso ver y oír el dominio del idioma español y una que otra cantadita en inglés.

Entre otros pasajes de tu vida, está la visita que le hiciste con tu abuela Sonia y tu mamá Tania, a Disneylandia.

Me hubiera encantado acompañarte, pero no se pudo. Sin embargo, también gocé los momentos que viviste en esa tierra de fantasía.

Fue extraordinario ver tu rostro iluminado por la alegría y la dicha de encontrarte con los personajes de ese lugar.

Me enterneció profundamente, observar cómo viviste esos momentos. Fueron instantes inolvidables para tu joven vida.

Carlitos: sigues siendo el motor de mi vida. La razón de mi existencia. El motivo principal para seguir viviendo.

Agradezco a Dios que me haya dado la oportunidad de festejarte tus cuatro años y le pido que prolongue mi vida lo más posible.


Que seas feliz, amor de mis amores, luz de mi existencia y motivo principal de mi vida. Tu abuelo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada