miércoles, 30 de julio de 2014

Blanco y Negro

Muy preocupada la sociedad sudcaliforniana pues se teme que una epidemia de flojeritis, afecte a algunos diputados.

Resulta –dijo la mitotera- que la Diputación Permanente del Congreso local, no pude sesionar por la ausencia de sus integrantes.

Se reportó “enfermo” Sergio Barrón Pinto, presidente de la Mesa Directiva de la Permanente.

Se le ha de haber barrido o simplemente hizo la pinta.

Tampoco asistió Gil Cueva Tabardillo, vicepresidente, que se le ha de haber hecho tardecillo y prefirió quedarse en su cueva.

Otro ausente fue Carlos Castro Ceseña, secretario, que le confió, en secreto, a Sergio que no asistiría.

Tampoco hizo acto de presencia Guadalupe Olays Davis, suplente. Y es que como dicen, un suplente es peor que nada, pues para que asistir, ha de haber concluido.

El único diputado responsable fue Ramón Alvarado Higuera, que, no tuvo a donde irse y prefirió ir a la calle a quedarse en su casita.


Ya ni la ingan nuestros representantes. Ojalá y la epidemia no afecte a los demás representantes “populares”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada