martes, 29 de julio de 2014

Blanco y Negro

Los partidos de la izquierda mexicana se han convertido en la negación de la política.

La política es acuerdo, es diálogo, en confrontación ideológica, es debate.

Pero ellos no saben de eso. Dicen, simplemente, no, a todo.

Lo que buscan son banderas políticas para el 2015 y el 2018 y le apuestan al fracaso del gobierno en su política modernizadora.

Sin proponérselo, están logrando pasar a la historia, pero por la puerta falsa.

No por los argumentos, la razón, la confrontación respetuosa, el diálogo que enaltece. Nada de eso.

También sin saberlo, el PRD se juega su vida institucional frente a Morena, por no lograr acuerdos benéficos para el país.

La profunda división en la izquierda mexicana amenaza con la desaparición del PRD y sus satélites.


Una cosa es la patria y otra la terquedad. Una cosa el país y otra la negación sistemática.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada